Cargando...carro

El relato breve contra la novela

Existe una dicotomía entre dos géneros que, aunque son muy distintos, también tienen puntos en común. Los partidarios de la novela defienden que les gusta meterse en historias con universos más completos, identificarse con un personaje e ir siguiendo su evolución a lo largo de las complejidades de su trama. Les gusta poder dejar el libro en un punto y saber que al día siguiente el personaje estará allí, esperándoles, para seguir contándoles paso a paso el devenir de su destino.

 

Por otro lado, el relato breve tiene unas características muy particulares en todos los sentidos, desde su extensión y sus personajes, hasta el estilo de narración. Obviamente, el relato breve es breve, no hemos descubierto la pólvora, pero lo es por una razón, y es que el autor no pretende rellenar todo el universo de esa historia para facilitárselo al lector, sino que muestra tan solo una pequeña parte, como si se tratara de unos pocos de fotogramas dentro de una película completa. Es el lector el que debe rellenar los huecos de ese mundo con su propia imaginación.

Los personajes suelen estar muy definidos, debido a que en una menor extensión no existe tiempo para su propia evolución. El estilo también varía enormemente respecto a otros géneros. Mientras que en la novela se suele permitir un mayor uso de tropos, figuras e imágenes, el relato tiende —y aquí me aventuro a generalizar ya que cada autor es dueño y señor de su propio estilo— a ser más directo en su lenguaje, menos propenso a la adjetivación y la metáfora para centrarse en la propia historia.

Por último, mientras que la novela suele desarrollar una trama más o menos compleja, llegar a un clímax y bajar de nuevo la tensión para la conclusión, el buen relato se desarrolla siempre en ascenso y concluye con el giro o la sorpresa, que da el colofón y tiene como objeto romper los esquemas del lector, terminando en su punto más alto.

Ambos géneros, no obstante, no son completamente opuestos ya que comparten algunos puntos como los temas, la importancia de los protagonistas y de los antagonistas, e incluso su forma externa, distinta a la poesía o al teatro, temas que intentaremos ir tratando poco a poco en este blog. La diferencia principal entre unos y otros lectores tiene probablemente más que ver con nuestra manera de contemplar la vida. Una manera más clásica y reposada, más reflexiva y duradera, o una manera más rápida centrada en la brevedad y la concreción.

Hemos apostado en nuestros comienzos por el relato breve, buscando una nueva manera de contar historias, de mostrar las complejidades del mundo actual. No significa esto que dejemos de lado la novela porque al final, lo más importante para Inventa es el arte, la cultura y la creación literaria en todas sus vertientes. Simplemente tenemos otros géneros cocinándose a fuego lento y, cuando llegue el momento, sacaremos al escaparate nuestras nuevas creaciones.

 

Modificado por última vez enLunes, 30 Mayo 2016 08:05

Compártelo en las redes sociales

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

síguenos en las redes sociales
paga en nuestra tienda con total seguridad

Acceder